¡ME ENSEÑAS CÓMO SE HACE!

Los textos instructivos tienen la intención de dirigir las acciones del lector. Están presentes diariamente en vuestra vida cotidiana, tanto en la escuela como afuera de ella. Los textos instructivos tiene el objetivo de orientar los procedimientos en manera detallada, clara y precisa para hacer cierta actividad ya sea simple o compleja, como por ejemplo: los manuales de uso de materiales tecnológicos, arreglar artefactos, una receta de cocina, como tejer un sueter,... etc. TEORÍA Para saber más sobre los textos instructivos pincha en la imagen: Entra en el aula: EJEMPLOS DIVERTIDOS Instrucciones de para llenar un vaso Instrucciones para copiar en un examen Papiroflexia ACTIVIDADES En clase hemos visto muchos y variados tipos de textos instructivos. Ahora es tu turno Instrucciones para preparar un colacao calentito. Instrucciones para ducharse, o lavarse los dientes. Instrucciones para ir desde Arrigorriaga a Laudio de fiesta (cuidado tienes que iniciar comparando el billete). Instrucciones para realizar tu comida favorita (si nos deja dirección y es un postre podríamos realizar una fiestuki y  comerlo todos juntos). Anuncio la receta la tienes que realizar tú, NO amatxu, ni amama. Instrucciones para jugar a un video-juego, o para pasar de pantalla en un video-juego concreto. Instrucciones para descargarte un video, canción, proyecto de internet. Instrucciones para usar el mp3, mp4, iphone? (puedes unirla con la actividad anterior) Instrucciones para guardar un documento en el ordenador. Instrucciones para mandar un email y para guardar un email en tu ordenador Instrucciones para jugar al  juego de cartas que más te guste practicar con tus amigos. Como habéis trabajado muy bien,  aquí te dejo este video para que te rías.

Leave a comment

¿CÓMO HACER UNA DIVISIÓN! (DIVISOR DE 1 CIFRA)

Para realizar una división realizamos lo siguiente: 2) Si la cifra cogida es idéntico o gran que el divisor podemos empezar, sino debemos coger dos cifras del dividendo. EJEMPLOS: 3) Buscamos el número que multiplicado por el cociente, se acerque más a la cifra que hemos cogido del dividendo, pero SIN PASARSE. EJEMPLOS: 4)Este número será vuestra primera cifra del cociente. Ahora, multiplicamos y el fruto se lo restamos a las cifras del dividendo que hemos cogido. EJEMPLOS: Si al bajar la cifra nos queda un número menor que el divisor, colocamos un 0 en el cociente y bajamos otra cifra EJEMPLOS: 6) Terminaremos la división cuando no nos queden más cifras del dividendo que bajar. Pincha en los próximos enlaces para practicar divisiones con una cifra en el divisor: -DIVISOR 2: -DIVISOR 3: -DIVISOR 4: -DIVISOR 5: -DIVISOR 6: -DIVISOR 7: -DIVISOR 8: -DIVISOR 9: -DIVISOR AL AZAR:

Leave a comment

¿Cómo hacer una pulsera con nudo plano de macramé!

Vamos a intentar aclarar mediante imágenes cómo se hace el nudo plano de macramé, también conocido como nudo cuadrado. Para ello, haremos una pulsera Es muy sencillo de realizar en el momento que le pillas el truco, aunque al comienzo se te puede atragantar un poquito, no hagas que ésto te desespere. Necesitaremos unas tijeras, pegamento y dos metros de rabo de ratón aproximadamente. Es más sencillo si al comienzo se usan dos colores, un metro por color. Para sujetar los hilos usaré un simple tablero de corcho y unas chinchetas. Para laborar este nudo, hay que sujetarlo necesariamente, aquí usamos un tablero pero sirve un imperdible para sujetarlo a los pantalones o un cojín, o inclusive un escaso de celo pegando los hilos a una mesa. Por supuesto, sirve cualquier tipo de hilo: cuero, algodón... Para iniciar a trabajar, cogeremos unos 20 o 25 cm. de cada hilo para usarlos como hilo pasivo (los hilos pasivos son los que van en el instituto de la pulsera y no se mueven, nos sirven como base). Pinchamos esos 25 cm. de hilo en el corcho, tal y como se presenta en la imagen de la derecha. Empezamos a realizar el nudo a unos 5 cm. de donde hemos pinchado el hilo. Pasamos el hilo de la derecha activo (en este caso el verde) por bajo de los dos pasivos (los dos del centro) y por arriba del amarillo activo (el que nos queda más a la izquierda). Llamamos hilos activos a los 75 cm. excesos después de haber pinchado el sector de 25 cm. A continuación, el hilo activo de la izquierda (el amarillo) pasa por arriba de los dos pasivos (los del centro). Luego, el amarillo activo tiene que pasar por arriba del verde activo (el hilo que poseemos más a la derecha). Es significativo la forma en que lo pasas, tiene que entrar a través del bucle que se ha integrado y salir en dirección a ti, es decir, se pasa como de bajo arriba. Déjalo idéntico que la imagen de vuestra izquierda. Asegúrate de que los hilos te quedan tal y como se presenta en esta otra imagen. Muchas veces el nudo no sale porque se hace este paso se hace mal. A continuación tensamos un escaso y ya poseemos realizada la primera fracción del nudo. Hay que tensar lo justo para que no se monten los hilos. Vamos ahora a por la segunda fracción del nudo, realizando la misma operación pero a la inversa. El hilo activo verde (el de la izquierda) debe pasarse por bajo de los dos pasivos y por arriba del amarillo activo (el de la derecha). Realizamos la misma operación con el amarillo activo de la derecha: lo pasamos por arriba de los dos pasivos y por bajo del activo verde, tal y como se ve en la imagen. Recuerda pasarlo por dentro del bucle. Ahora sólo queda apretar y veremos cómo poseemos ya un nudo hecho. Para verificar si te ha salido bien, mira que los hilos amarillos formen una "v" en el instituto del nudo, colocada como el signo "". Ya sólo nos queda repetir el proceso desde el comienzo haciendo un nudo tras otro.Tantos nudos como queramos para vuestra pulsera. Comprueba que el nudo está saliendo correctamente porque el dibujo que se manera serán una sucesión de uves inclinadas hacia un lado y otro. Es sencillo comprobarlo, porque una rostro será amarilla por el instituto y verde en los laterales, y la otra será verde en el instituto y amarilla en los laterales. Cuando se labora con un solo color, la norma de las uves te servirá para comprobarlo. Medimos sobre vuestra muñeca para verificar el largo. No hagas nudos hasta que se junten los dos extremos de la pulsera, hay que abandonar un sector sin nudo para colocar el cierre, dependiendo del cierre que se use, se abandonará más o menos espacio. En este ejemplo no usaremos un cierre metálico, realizaremos un cierre natural utilizando para ello el mismo tipo de nudo que venimos haciendo. Para ello, deberemos cortar un pedazo de uno de los cabos de la pulsera, unos 10 cm. aproximadamente. Corta el cabo más largo para no fastidiar la pulsera. Luego cruzamos los extremos de la pulsera como en la imagen. Con los 10 cm. que acabamos de cortar de cabo, empezamos a hacer el cierre, que consistirá también en un nudo plano, siendo los extremos de la pulsera las hebras pasivas ahora. Ahora pasamos por bajo de las hebras pasivas el cabo partido (activo). Tejemos el nudo como hasta ahora, fijándonos bien porque sólo utilizamos un hilo de un solo color, en este caso el cabo verde que hemos cortado. El proceso para tejer el nudo es exactamente idéntico que antes; es muy fácil, ¡no te desesperes! En las tres imágenes próximos vemos fracción del proceso, que consiste en realizar el nudo tal y como lo hemos descrito. Después de tener realizado ya el cierre debemos rematar la pulsera y cortamos en el punto que estaba sujeto por la chincheta, es decir, la fracción que nos había quedado como un lazo o bucle. En este caso, en los extremos de las hebras le hemos hecho un par de nudos, pero también puedes colocarles unas bolitas de colores, plateadas, etc. Para terminar rematamos los cabos activos del cierre de la pulsera, cortamos y aplicamos pegamento con mucho cuidado de no tocar las hebras sobre las que está hecho, es decir, las hebras pasivas, porque si las tocamos con el pegamento, despues el nudo no corre. Y ya poseemos vuestra pulsera de macramé. Prueba a realizar variaciones, hazla de un solo color, introduce bolas entre los nudos, remátala con un cierre metálico, emplea como hebras pasivas un pedazo de aluminio plano y hazla modelable... ¡Los límites los marca tu imaginación! Iré subiendo imágenes de pulseras realizadas con este nudo para dar cierta idea de lo que se puede hacer. Espero que os haya gustado este fácil tutorial y que os sirva para realizar vuestras creaciones. No te olvides de visitar Beryllos, mi tienda online de cuentas y abalorios, en busca de materiales que te puedan servir para tus diseños.

Leave a comment

¿Cómo hacer una pulsera con nudo festón!

Los materiales que usaremos para hacer esta pulsera de macramé son 1.5 m de hilo de algodón de 2 mm de grosor (se puede utilizar cualquier otro hilo), tijeras, mechero o pegamento y, en este caso, como es habitual en vuestros tutoriales, usaremos un corcho y unas chinchetas para sujetar el hilo, pudiendo sustituirse por cualquier otro método que permita sujetar el hilo firmemente para proceder al trenzado. En un primer paso mediremos la fundamento de la pulsera, calcula que serán unos 30 cm más o menos y procederemos a cortar el hilo. De este modo nos quedará un hilo fundamento de 30 cm y otro de 1,20 m, que es con el que comenzaremos a trenzar alrededor del hilo fundamento. A continuación sujetamos el hilo fundamento de la pulsera al corcho y con el otro hilo de 1,20 m comenzamos el trenzado pasándolo por bajo del hilo fundamento, tal y como se ve en las próximos imágenes. Sobre el hilo fundamento realizamos un chico nudo a 10 cm del extremo del mismo. Este exceso nos servirá para realizar al final el cierre natural de la pulsera. Pasamos el extremo más largo del cabo de 1,20 m, al que llamaremos hilo o cabo activo, por bajo del hilo fundamento y despues por encima, haciendo sobre él un bucle; y despues lo pasamos por bajo de sí mismo, en el sentido de las agujas del reloj. Se trata de realizar un nudo sobre el hilo fundamento. Es un nudo muy sencillo, no tiene ninguna complicación, fijándose en la imagen se ve perfectamente como se hace. Es significativo hacer el nudo siempre en el mismo sentido, cuando se vaya tensando él solo se irá colocando, quedando con esa manera retorcida tan original. Cuando tengamos hecho el largo indispensable, procederemos a cortar el largo exceso del hilo o cabo activo. Ten cuidado no cortar el pasivo o hilo base, porque éste será indispensable para realizar el cierre de la pulsera. En las dos imágenes próximos estamos cortando el hilo activo primero por un extremo y despues por el otro. Rematamos los hilos que hemos cortado, o bien quemándolos un escaso como en la retrato o bien echándoles un escaso de pegamento. Este proceso es primordial para que no se deshaga el hilo posteriormente. A continuación cruzamos los extremos del hilo fundamento y con un pedazo de hilo exceso procederemos a hacer el cierre. El cierre lo haremos con un nudo plano de macramé. En otro tutorial ya mostramos cómo se hace el nudo plano, puedes verlo en el próximo enlace: ?¿Cómo realizar una pulsera con nudo plano de macramé?? Y aquí poseemos vuestra pulsera terminada y lista para lucir. Esperamos que os haya gustado el tutorial y, sobre todo, que os haya sido útil. También se pueden introducir unas bolitas en los extremos de la pulsera para que los hilos pesen y se queden hacia abajo. ¡Muchas gracias por nuestra visita y comentarios!

Leave a comment

¿Cómo hacer una tartaleta perfecta!

Esta es la manera para realizar tartaletas que nos queden con un margen hermoso y perfecto, ya que si forramos un molde redondo no siempre puede quedar bien ya que pueden encojer el hojaldre, demanerarse un poco o al cortar el margen con el cuchillo para servir y ser tan finito desboronarse todo el filo.. Esta manera sirve para realizar tartaletitas individuales, o una tartaleta grande.. Y lo podeis realizar con hojaldre ( como yo muestro en esta foto) o con el tipo de masa que querais como masa quebrada, sablé, sablé azucarada, brisa.. etc.. En las fotos lo vereis para realizar una tartaleta grande pero podeis realizarlo idéntico como digo para pequeñitas cortando del dimensión que querais los circulos. Para una tartaleta grande: Cogemos dos placas de hojaldre ( puede ser congelado, fresco, o si preferís doméstico realizar click aquí para ver la receta) Con un aro cortador ( yo usé un molde con manera de aro grande), el aro de un molde desmontable o el margen de un plato ( si quereis hacerlas chiquitas usad margens de vasos por ejemplo) cortar dos circunferencias iguales, este será el dimensión de vuestra tartaleta. A continuación de uno de las dos circunferencias, cortar otro círculo dos dedos de grueso más pequeño, como se presenta en la foto. Nos quedaría así Retirar el instituto que hemos cortado, quedándonos con lo que es el aro y deshaciéndonos de su instituto. Pincelar los margenes del círculo que cortamos al principio, el que poseemos entero, con un poco de agua, esto nos servirá para pegar. Colocarlo sobre papel de horno y sobre la rejilla del horno o la bandeja. Y con cuidado, cogiéndolo bien con las dos manos ya que se nos puede deformar si lo cogemos mal, ubicar arriba de vuestro círculo vuestro aro de hojaldre. Ahora con los dedos vamos ajustando los margenes de forma que quede así, redondito. Y jamás como la próximo retrato ya que entonces sobre todo si es hojaldre que sube bastante, se notará mucho esa imperfección Pinchamos muy bien el círculo ( jamás el borde) con un tenedor, de esta forma Pincelamos el margen de la tartaleta con nata o huevo ( el instituto no es indispensable ya que no se verá) Y al horno a unos 200 grados con calor bajo mientras unos 10 minutos, y después le ponemos el grill y lo dejamos hasta que esté doradito. Como ves sube solo la fracción del margen que no hemos pinchado y va quedando doradito. Cuando lo sacamos del horno, quedará así, abandonar enfriar para utilizarlo.

Leave a comment

¿Quieres hacer un Kokedama!

El El Kokedama es una técnica japonesa que faculta a la planta habitar en un ámbito de barro, especial eso sí, y musgo sin necesidad de contar con una maceta. Algunos lo llaman el Bonsai de los pobres por su sencillo mantenimiento y su coste mucho menor, pero no hay que confundirlo con esa técnica ya que la planta Seguid creciendo y cuando crece el dimensión de la planta y sus raíces, habrá que crecer el dimensión de la bola aunque este paso jamás será algo inmediato. taller de Kokedama que tuvo espacio en Los Peñotes. Tierra de arcilla de Akadama, sustrato universal de plantas, musgo natural, agua, plantas de dimensión pequeño, hilo de algodón, una bolsa de plástico y papel de periódico será lo que necesites. ¿Qué necesitamos?: Tierra de akedama ( es una arcilla que se emplea para los bonsais): 7 porciones. Sustrato universal de plantas: 3 porciones. Agua, que aplicaremos con regadera y con vaporizador. Musgo natural. Hilo de algodón: éste no se pudrirá, despues podemos agregar determinado otro tipo de cordón más decorativo, pero el hilo de algodón servirá para encadenar y sujetar el musgo que cubrirá vuestra bola de tierra. Bolsa de plástico, papel de periódico, y una bandeja de plástico sobre la que laborar la tierra. Guantes de goma que nos permitan manipular sin que se nos llenen las uñas de tierra. . .. y paciencia, que se va a tratar de pasar un buen rato relajándonos y el fruto nos saciará de satisfacción. Y vamos ya a "cocinar": En un recipiente mezclamos 7 fracciónes de tierra de Akadama (que podéis comprar en vuestra tienda de Bonsais mientras todo el año) y 3 de sustrato universal para plantas. Ambos materiales se venden en bolsas de unos 15/20l. por lo que tendréis suficiente para realizar más de una bola. Esta porción de tierra os dará para realizar una bola en la que plantar una planta de unos 20cm de altura aproximadamente. Una vez combinacióndas ambas tierras, humedecemos la combinación con un escaso de agua y removemos muy bien hasta obtener una combinación con una consistencia que permita hacer una bola que no se nos deshaga al manipularla, hay que ir dándole golpecitos para que se compacte. Aunque os parezca que no está demasiado mojada, al hacer el paso siguiente, haremos que el agua salga del interior de la bola de tierra y se reparta. Cuando tengamos la consistencia adecuada, pondremos la tierra sobre una bolsa de plástico, enrollaremos ese plástico sobre la bola como haciendo un saco, apretaremos y así conseguimos que la combinación sude, que salga el agua del interior y se compacte mejor la combinación. Al abrir ese saco ya vemos que poseemos la bola preparada para el paso siguiente. Si es una planta con flor, es mejor que hagas esta operación en la estación en la que no esté florecida. Hay que desprender la tierra de las raíces de la planta que vamos a utilizar. Con mucho cuidado quitamos la tierra con las manos (también puedes meter el cepellón en un recipiente con agua y diluir esa tierra). Una vez que tienes las raíces a la vista, abres la bola preparada e introduces esas raíces tapando de nuevo y recuperando la manera de la bola regresando a repetir la fase del saquito con la bolsa de plástico que es donde seguimos trabajando. los dos lados. El musgo poseemos que tenerlo hidratado por ambas rostros para poder manipularlo fácilmente sin que se rompa. Así que preliminarmente lo pulverizamos con agua , y colocamos unas dos hojas de papel de periódico arriba de la mesa de trabajo, la plancha de musgo boca abajo, de forma que sea suficiente para envolver vuestra bola de Kokedama y lo que esté en contacto sea la fracción de tierra y con cuidado procedemos a envolver la bola con el musgo. Si sobra, lo cortamos sin más. A continuación, cogeremos el papel de periódico y haremos idéntico que con la bolsa de plástico: hacemos un saquito y apretamos. De esta manera, se nos quedará fijado el musgo a la bola de barro y estará preparado para que lo podamos encadenar con el hilo de algodón. Esta es quizás la fracción más difícil pues si el hilo no es demasiado grueso, se puede partir. Si esto ocurre, lo volvemos a anudar y seguimos. lo que hay que procurar es pasar el hilo en distintos direcciones de forma que hagamos como una red sobre el musgo que lo sujete. Hay que ir tirando del hilo para que no quede suelto y ejerza la presión que necesitamos. Una vez lo tengamos bien atado, podemos regresar a moldear un escaso la bola si se ha deformado un escaso. El musgo sólo ha de envolver la bola de barro, será al tapar con el periódico y apretar la manera de saco, lo que apelmaze y fije el musgo y le proporcione la manera necesaria. Utilizando hilo de algodón de color verde musgo, aunque sea del grueso, no se verá. Pues con este último paso ¡ya poseemos vuestro Kokedama terminado! Como verás es un esfuerzo sencillo, aunque entretenido y que os relajará mientras un buen rato. Como podéis ver en las fotos, sólo hemos introducido una planta en cada bola, pero se pueden colocar más de una. Una vez que tengáis el Kokedama atado, podéis con un cuter, realizar una hendidura con cuidado en determinado lateral e introducir otra pequeña plantita de textura distinto y de las de poca raíz para que no tengan demasiada competencia reticular. ¿Cómo lo riego? Lo más sencillo es colocarlo sobre un plato o recipiente en el que pongamos agua en el fondo y se riegue por capilaridad, de esta forma el musgo estará siempre húmedo. Pero si lo queréis colgar, podéis regarlo entonces con una regadera por la fracción de la boca donde sale la planta y aplicando humedad con el sparay al musgo, o por inmersión de la bola en agua hasta que no salgan burbujas. pero de esta forma, tenéis que abandonar que escurra antes de regresar a colgarlo. Y para alimentar a la planta, en el agua que utilicemos tanto al confeccionarlo, como en el riego, será conveniente, agregar un fertilizante para que así no le falten nutrientes. ¡Esperamos que disfrutéis con vuestras futuras creaciones!

Leave a comment